20 PCN: Tordesillas (Valladolid)

Hoy os voy a hablar de la última Prueba del Circuito Nacional (PCN) de menores, que se celebró en Tordesillas (Valladolid) los días 6 y 7 de junio.

Para esta prueba no encontré pareja de mixtos, así que me apunté a individual y dobles.

En individual jugaba contra Carlos Fraile (Ribera de Castilla, Valladolid) y Jose Manuel Suárez (Gijón, Asturias). Empecé bien pero pronto mi rodilla me empezó a molestar un poco y, antes de arriesgarme a otra posible lesión, decidí reservarme para el dobles porque, como contaré después, era importante quedar bien en este torneo. Perdí fácil a 15 y a 11 contra Carlos y a 12 y a 14 contra Jose Manuel.

Miguel Ángel pasó como primero de grupo sin demasiados problemas pero perdió en primera ronda de cuadros contra Daniel González (Gredos, Madrid).

Álvaro Pérez también pasó como primero de grupo y también perdió en primera ronda. Esta vez contra Mario González (Oviedo, Asturias).

Como véis, no fue un buen torneo (en individuales por lo menos) para los jugadores de Leganés.


Centrémonos pues en los dobles. Como os he dicho antes, era muy importante obtener un buen resultado en este torneo. Antes del torneo estábamos segundos del ranking nacional sub-17 a muy poca distancia de los primeros (Marco Antonio y Jose Manuel, contra los que nos hemos enfrentado un par de veces).
Estuve haciendo cálculos y ví que si llegábamos a semis les adelantábamos hiciesen lo que hiciesen ellos. Es decir, si llegábamos a semis, quedaríamos primeros de España en el ranking (esto no significa ser la mejor pareja de España sub-17, sino ser la más constante, la que mejores resultados ha obtenido a lo largo de la temporada). Si, por el contrario, no llegábamos a semis, muy probablemente quedaríamos segundos.

La primera ronda la pasamos automáticamente por ser segundos cabezas de serie del torneo. En segunda ronda, que ya eran cuartos de final, nos teníamos que volver a enfrentar, por séptima vez esta temporada, contra Álvaro Pérez y Daniel González (Leganés-Gredos, Madrid).
Qué presión, si ganábamos quedábamos primeros de España y si perdíamos quedábamos segundos. Esta presión nos pasó factura en el primer set, que finalmente ganamos 23-21, pero en el segundo set, con el primero a favor y la pista buena, ganamos 21-13.
Lo hicimos, con esto ya lo habíamos conseguido matemáticamente. Pero el torneo continuaba y queríamos despedirnos del año ganando el torneo.

En semis nos tocaba contra Alberto Zapico y Mario González (Oviedo-Riosa, Asturias). Eran rivales muy duros. El primer set cayó de nuestro lado con un ajustado 24-22. El segundo set lo perdimos 25-23. Estaba siendo un partido increíble y el tercer set no decepcionó, siendo también por diferencia de dos.
El definitivo fue para ellos 23-21.
Da un poco de rabia perder en un partido tan igualado, en el que se lo puede llevar cualquiera, pero yo salí muy contento de aquel partido. No gané, pero fue uno de esos partidos de los que hay uno o dos en toda la temporada y de los que sales con buen sabor de boca aunque hayas perdido. Me gustó.


Como conclusión sólo me queda decir que aunque perdí tres partidos y sólo gané uno (se nota que jugué individual, ¿no?) salí muy contento de aquel torneo. Un gran partido y nuestro primer primer puesto en el ranking nacional.
Por contra, en este torneo se nos confirmó un secreto a voces: no ibámos a ir con la selección madrileña sub-17. ¿Qué se le va a hacer? Lo dimos todo pero no fue suficiente. Otro año será.

Con esto ya acabo los torneos "oficiales" de esta temporada. Supongo que escribiré algo sobre la Liga de Clubes dentro de poco y ahora que estoy de vacaciones seguramente haga algunos cambios en el blog.

Saludos.

0 comentarios: