Resumen del verano 2008

Hola a todos de nuevo.


Antes de escribir sobre el campus quiero aclarar que hemos (he) tenido algunos problemas técnicos (el ordenador, que no iba bien). Además, la barra de la derecha había desaparecido. Parece que ya está solucionado, pero a lo mejor os desaparece de vez en cuando.

Aclarado este punto, vamos con el bádminton y todo lo que ha pasado este verano.

Empecemos con las olimpiadas. En éste otro artículo ya os hablé de cómo estaba el panorama para los españoles, estaba bastante bien (recordemos que el objetivo era ganar un partido).
El primer partido lo jugó Yoana Martínez, que consiguió ser la primera española en ganar un partido de bádminton en las olimpiadas. Lo hizo contra la australiana Erin Carroll, 21-9, 21-16.Desafortunadamente no pudo ganar su segundo partido contra la indonesia Maria Kristin Yulianti 21-9, 21-14.
Por otra parte, Pablo Abián no pudo ganar al lituano Kestitus Navickas en un partido muy ajustado (23-21, 12-21 y 21-9).
Enhorabuena a los dos, simplemente llegar hasta ahí ya es un logro para el badminton español.

Lo otro que os quería comentar era el campus de verano que ha organizado la FESBA (Federación Española de Bádminton). Ya os hablé un poco de él en este artículo, pero ha estado bastante mejor de lo que esperaba. Buenas instalaciones, buenos entrenamientos y buenos entrenadores.
Las instalaciones eran las del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, a 2320 metros de altura. Parece una tontería, pero se nota mucha diferencia entrenando a esa altura. Para empezar, había que beber mucha agua, sobre todo si te dolía la cabeza. Me resultó extraño, pero allí (no sé si es por la altura o por qué motivo) sudaba muchísimo menos en los entrenamientos. No es que sea importante, pero me resultó curioso. La fatiga se acentúa bastante, lo noté desde el primer calentamiento, aunque acabé acostumbrándome.
Los entrenamientos duraban 3 horas por la mañana y otras 3 por la tarde (aunque algunos nos quedabamos media hora más jugando partidos) e íbamos cambiando de entrenador. El entrenamiento que más me gustó fue el que hicimos con Anders (aunque no hablaba mucho español, más o menos nos entendíamos). Nos enseñó distintos amagos bastante buenos.
Aunque para mí Anders fue el mejor entrenador (mejoramos la técnica, no la resistencia) los cuatro entrenadores eran buenísimos. Mención especial para el seleccionador de Madrid sub-15: Victor Yuste. De Andalucía había dos entrenadores: Josemi y Salva (lo siento, no me sé los apellidos) que también eran muy buenos.
Había buenos jugadores, tal y como esperaba. Menciono no a los mejores, sino a los más amigos: Andres Climent (C. Valenciana), Angel Cristo (Canarias), Pablo Caparrós (Cartagena :D), Javier González (Galicia) y por supuesto los hermanos Lumbreras (Brunete) y los hermanos Alcaide (Paracuellos), los únicos que fueron de Madrid (sin contarme a mí, claro).
También había escuela de veteranos, entre los que destaco a Miguel Ángel Gómez (Madrid), Cristina que tuvo la mala suerte de lesionarse (tambien de Madrid), mi madre Begoña Duque (también de Madrid), Juan Arenas, que vendía material y estuvo en mi equipo en la competición del último día, gracias a él ganamos muchos encuentros y Pepe el Bombero, un tío simpático donde los haya.

En cuanto a las instalaciones, estaban muy bien, buenas habitaciones, dos pabellones bastante grandes, una piscina, buenas comidas, etc.
Las actividades (que suele ser lo que menos me gusta de los campus) no estuvieron mal. Un día hicimos bádminton playa (obviamente en la playa, así que tuvimos que bajar a Salobreña) y la piscina era opcional, así que no tuve que ir. Hubo una gymkana, que no estuvo mal (lo que no significa ni mucho menos que me gustase, que se le va a hacer, soy así).

En general muy bien, si el año que viene es en el mismo sitio, quizás vaya.

Saludos a todos y ánimo con la vuelta a la rutina.

0 comentarios: